sábado, 17 de octubre de 2015

VERANO OSERO


Después de muuucho tiempo sin actualizar el blog, me he decidido por fin a subir la primera entrada sobre lo que hice este verano.
Diego, Luis (guarda de la FOP) y yo tras una mañana buscando gatos monteses sin éxito por Degaña.
Al igual que el verano pasado fuimos a Cabo Verde de voluntariado con tortugas marinas, este año, mi amigo Diego y yo, nos hemos quedado en la península, para colaborar en el seguimiento de campo del oso  (Ursus arctos) con la Fundación Oso Pardo.

Diego y yo en Lumajo, después de no ver ni un bicho...



Durante las tres semanas que estuvimos allí, estuvimos acompañando a la patrulla oso de Villablino (León), echando una mano en todas sus actividades.

En Asturias, durante una espera estropeada por la niebla.
La actividad principal en la época que estuvimos (agosto) consiste en el seguimiento de la población de osos mediante esperas, recogida de frutos para plantaciones y revisión del estado de las plantaciones de años anteriores.

Diego durante una espera de tarde





SOBRE LOS OSOS CANTABRICOS: 

La población de la especie en la cordillera Cantábrica, está dividida en dos subpoblaciones, oriental y occidental. La occidental es la que cuenta actualmente con un mayor número de individuos, y está repartida entre las comunidades de Castilla y León (León), Asturias y Galicia (Lugo). Con esta población se estuvo trabajando.

Mapa de distribución, del "Atlas de mamíferos terrestres de España"

Casi todos los días se hacían dos esperas, en diferentes puntos de la zona preestablecidos. También, estuvimos revisando plantaciones de frutales, que se realizan durante los proyectos LIFE. Estas plantaciones tienen como objetivo rehabilitar zonas de monte que han quedado arrasadas por incendios o minas a cielo abierto. A largo plazo, también tienen el ambicioso objetivo de llegar a unir las dos subpoblaciones cantábricas de oso, para recuperar el flujo genético entre ambas, aumentando así las probabilidades de supervivencia de la especie en un medio altamente humanizado.

Subida al puerto de Somiedo por la Vega de los Viejos (vertiente leonesa).

LOS OSOS Y LOS FRUTOS:
Durante esas semanas, hicimos esperas en diferentes zonas de Somiedo, Leitariegos y Degaña sobre todo, pudiendo observar un gran número de ejemplares. Pudimos ver tanto jóvenes como machos adultos y hembras con crías del año.

Hembra adulta, estaba acompañada por una cría del año.


Este éxito en las observaciones, no es algo casual. Como saben todos los aficionados a la observación de estos carnívoros, los osos en verano se encuentran en pleno periodo de hiperfagia, esto quiere decir que tienen que alimentarse todo lo posible, para hacer frente al invierno con buenas reservas energéticas. Durante esta época, van a comerse todo lo que este a su alcance: carroñas, frutos, insectos, miel... 

De todas estas fuentes de alimento, la única previsible son los frutos, por lo que las esperas se centrarán en diferentes zonas en función de la fruta madura.

Durante la temporada que nosotros estuvimos, los frutos maduros eran los del pudio o "escuernacabras" (Rhamnus alpina) y el arraclán (Frangula alnus). Esta temporada ha sido pésima para los arándanos (Vaccinium sp.), por lo que las observaciones en arandaneras de alta montaña han sido muy raras.

Hojas de pudio (Rhamnus alpina) en la vertiente asturiana de Somiedo
Además de fijarse en las frutas maduras en los arbustos, otra forma de saber de qué estan alimentándose los osos, es buscar las semillas predominantes en los excrementos.

Excremento con semillas de moras (Rubus sp.), un recurso disponible durante buena parte del verano y otoño:

Añadir leyenda


Otro excremento, esta vez repleto de semillas de arraclán (Frangula alnus), las semillas de este arbusto, recuerdan a una lenteja con un pequeño pico algo más oscuro:


En el siguiente, se pueden ver semillas de arraclán (redondeadas y claras) y trozos de manzana:




Otros rastros por los que se puede saber si hay ejemplares por la zona son los arañazos en los troncos, con los cuáles marcan el territorio:




Y las huellas, en este caso sobre unos fardos de hierba para ganado:



ALGUNOS OSOS:

Estos son algunos de los ejemplares que pudimos observar. La mala calidad es porque debido a las grandes distancias de observación, las fotos son con la cámara o el móvil a través del telescopio... A pesar de lo que pueda parecer, pudimos disfrutar de observaciones muy buenas y durante bastante tiempo.

Dos hermanos jóvenes en Leitariegos

Una hembra adulta en Degaña, comiendo de un arraclán.

La misma osa en otro arbusto antes del amanecer

La misma osa acompañada de su cría antes de encamarse


Pero no todo fueron osos, pudimos disfrutar de los paisajes de la cordillera y de muchas otras especies de fauna, entre las que destacan la liebre de piornal (Lepus castroviejoi) y la víbora de seoane (Vipera seoanei) como especies endémicas de la zona, pero sin duda una de las mejores observaciones fue la de una camada de lobos (Canis lupus) en una zona de reunión. No era la primera vez que tenía la ocasión de observar a la especie en libertad, pero aquella tarde fue inolvidable.
También pudimos disfrutar de muchas observaciones de zorros, rebecos, corzos, ciervos, comadrejas... Aunque nos faltó el gato montés, así que habrá que volver a por el!!!

ALGUNAS FOTOS DE FAUNA:

Liebre de piornal (Lepus castroviejoi) encamada

Cachorro de zorro atropellado en la bajada del puerto de Somiedo


Ejemplar recién nacido de lagarto verdinegro (Lacerta Schreiberi)


Así estaba la primera seoane que vimos...

Unos días después volvimos a verla, pero como debe ser.

ALGUNOS PAISAJES:

Valle de Lumajo

Espera con pocas esperanzas jeje...

En Asturias, buscando osos


Parte asturiana de Somiedo

Mata de ericas delante de unas formaciones calizas en Somiedo


Zona de Villablino

Vertiente asturiana de Somiedo


Somiedo, uno de los pocos días sin nubes


La furgoneta que nos llevo hasta allí, a la entrada del valle de Somiedo

Pliegue en la carretera de Somiedo



MÁS FAUNA DEL VIAJE:
Luis, guarda de la FOP, buscando osos

Diego buscando osos, o nubes...

 Vacas de Somiedo:


Diego observando osos


Después de observar la camada de lobos, con Elías y Jose, guardas de la FOP


Buscando rastros de carnívoros en una cuerda jeje
 Otra de las cosas que hicimos fue recoger fósiles de helechos en pizarras:


Diego picando pizarras con un martillo de los chinos!
Algunos fósiles (tronco de helecho arborescente con cicatrices foliares y hoja de helecho):



Frondes (hojas) de helechos
Troncos que parecían de Equisetopsida

Finalmente, espero que os haya gustado, me despido con una imagen de la luna llena que hubo el último día sobre Villablino:



Agradecer a la fundación y a los guardas lo bien que estuvimos con ellos, y si os interesa el tema, mucha más informacion en su web.

Nos vemos en la siguiente entrada veraniega!!